Luz azul » Luz LED y sus peligros por la sobreexposición

Luz azul en las pantallas LED y diversos dispositivos electrónicos.  Un serio debate que nos pone en alerta sobre ¿Qué es?  y ¿A qué éligor podriamos enfrentarnos?. El presente artículo muestra pruebas clínicas, estudios y datos para conocer mejor la luz azul violeta y cómo bloquearla.

luz azul

Luz azul

Recientemente, se ha puesto bajo la lupa, el peligro que supone la exposición de la retina ante la denominada Luz Azul y violeta. Algunos estudios han encontrado la relación entre estas emisiones de luz y  la Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAD). Sin embargo, la luz azul también es necesaria para la salud. Aprende cómo protegerte de sus efectos negativos y cómo beneficiarte de sus efectos positivos.Conclusiones del CES 2018: Televisores serán invisiblesConclusiones del CES 2018: Televisores serán invisiblesPantalla LED transparenteLa inteligencia artificial en la señalización digital

¿QUÉ ES LA LUZ AZUL?

La luz azul es catalogada como la región de la luz visible más peligrosa para el sistema visual humano. Debido a que su longitud de onda está comprendida entre los 380 y 475 nanómetros. Situándola en el espectro electromagnético más grande que el ojo humano es capaz de percibir. La emiten fuentes naturales como el sol y también fuentes artificiales, como los dispositivos electrónicos.

El ojo humano puede captar, en promedio, longitudes de onda de 390 a 750 nm. Algunas personas, pueden percibir longitudes de onda desde 380 hasta 780 nm. Así pues, un 25% de la luz blanca es, en realidad, luz azul, un componente natural y necesario de la luz, cuya longitud de onda se enclava entre los 380 nm y los 475 nm aproximadamente (es decir, la parte más baja del espectro de luz).

LOS DISTINOS COLORES QUE COMPONEN LA LUZ Y SUS CARACTERÍSTICAS

La luz visible está compuesta por rayos de diferentes colores, el azul entre ellos. La longitud de onda de cada uno de los rayos que componen el espectro visible es diferente, la de los infrarrojos es la más larga y la de los ultravioletas, la más corta. Los colores que percibimos son el resultado del reflejo de una longitud de onda sobre una superficie y la absorción del resto. Es decir, si vemos un objeto rojo es porque su superficie refleja la longitud de onda del color rojo y absorbe la de los demás colores.

La luz azul es parte de la luz perceptible por el ojo humano (la región del espectro electromagnético). Es emitida por fuentes naturales p.e. el sol y fuentes artificiales como los dispositivos electrónicos. En tal sentido, se considera que un 25% de la luz blanca es luz azul.

Por ello, la luz azul es un componente natural y necesario de la luz, cuya longitud de onda se enclava entre los 380 n.m. y los 475 n.m. aproximadamente (es decir, la parte más baja del espectro de luz).

Cuando la luz visible atraviesa un prisma se descompone, mostrando los diferentes rayos de los que está compuesta. Los arcoíris son un ejemplo de refracción del espectro visible.

¿ES LO MISMO LUZ AZUL-VIOLETA QUE LUZ ULTRA-VIOLETA?

No. Los rayos (UV) Ultra – Violeta pertenecen al espectro de luz no visible , y por tanto, su longitud de onda es inferior que cualquiera de las del espectro visible; más corta incluso que la luz visible azul – violeta.

¿POR QUÉ LA LUZ AZUL ES NOCIVA?

Aproximadamente el 25% de la luz blanca visible es de color azul. Sin embargo, resulta erróneo  catalogar a todos los tonos de azul como perjudiciales ya que poseen distintas longitudes de onda.

La luz azul-morada o azul-violeta , por tener una longitud de onda corta se le conoce como luz visible de alta energía. Entre los efectos nocivos que esta luz provoca encuentran la fatiga y el estrés visual, además de la aparición precoz de la DMAE (Degeneración Macular Asociada a la Edad), una de las principales causas de ceguera en el mundo.

¿Cómo nos afecta la luz azul?

Se concluye que la sobreexposición de la vista antela luz azul resulta perjudicial. Nos deben poner en alerta los siguientes síntomas del Síndrome Visual Informático (SVI):

  • Ojos rojos.
  • Sequedad ocular.
  • Disminución de la frecuencia del parpadeo.
  • Cansancio ocular.
  • La luz azul produce insomnio, debido a que se suprime de forma parcial la síntesis de melatonina (hormona del sueño).
  • Alteración de los ritmos circadianos.

¿QUÉ SE RECOMIENDA PARA COMBATIR LA LUZ AZUL?

La luz azul puede resultar nociva en su uso intenso, por lo que debemos evitar estar sobreexpuestos a ella. Se recomienda realizar descansos cada media hora, procurar pestañear para que se hidraten los ojos. Se puede utilizar lagrimas artificiales que ayuden a humectar la vista y utilizar gafas con protección de Luz azul-violeta.

LUCES AZULINAS QUE SON BENEFICIOSAS

La luz azul-turquesa, sin embargo, posee efectos beneficios para la salud. Se encarga de “poner en hora” el reloj biológico, que regula los ciclos de sueño/vigilia, la temperatura corporal y, también, los procesos cognitivos y de memoria.

Es muy relacionada con el reflejo de constricción pupilar,  movimiento que protege a nuestros ojos del exceso de luz. Los rayos de luz azul-turquesa también son importantes para la correcta percepción de los colores y para tener una buena agudeza visual como parte de la luz visible.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.